Conversación Amorosa


He esperado por ti varios días a distintas horas, quiero conocerte el rostro, a tus letras genuinas, pues tus palabras y detalles (mensajes, correos) que tienes para conmigo me estremecen, no al punto de generar en mí, insomnio; pero si de confesar se trata, debo decir que he pasado varios minutos, por no decir horas…

¿Qué es lo que quieres conmigo?


Te lo he preguntado varias veces, nunca respondes mis correos. Cuando intento llamarte: ¡No contestas! Sólo me buscas para tus satisfacciones, sonará a típica frase que dices, pero: “Te amo como jamás he amado a alguien” Sé que suena prematuro pero lo que empezó como un juego, hoy es una realidad martirizante. Date cuenta que…