No seques los recuerdos.


45

Son de esos días en los que la humanidad se confabula para olvidarme, no te dejes tentar, no complazcas tal aseveración, no dejes que mi recuerdo se extinga, que tantas letras compartidas entre nosotros no signifiquen más, que no sea sólo un recuerdo que borrarás eternamente, no olvides las letras, no mates memorias, no seques los recuerdos, pecados por los que no merecemos el paraíso (si es que existe).
Maldita locura saciando mis ansias de no cargar con el olvido, me llegan esos deseos de hablarte, de tenerte en frente, cuéntame al oído que este tráfico de sentimientos no fue en vano, que tantas horas de “miseria” sirvieron de algo; y si te vas alejando, recuerda que es el primer paso para no existir en tu cabeza. Si quieres puedo regalarte estas letras, pero deseo que ellas hablen de tu presencia y no de tu ausencia…
Mírame a los ojos, fulmíname, cautívame, hipnotízame siendo el mismo, que contemplando tu mirada quisiera decir hasta luego, si es que así tú lo deseas… Muero de ganas de ser cómplices, amigos, confidentes y por qué no… AMANTES. La musa de tus más bajos deseos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s