Caicedo.


4 de marzo de 2014 Angelito empantanado… Tal parece que tu rasgo evidente era la melancolía, quiero que sepas que llenas mi cabeza de estúpidas ideas sobre no envejecer; enfermizo y despiadado hombre, no quisiste compartir más genialidad artística con esta sociedad; tú, el talentoso, el contradictorio, el que pasaba por estados amorosos rozando el…

Olas…


En ocasiones lucho contra fúnebres olas del mar, éstas inundan mi alma de maldad; nubes brumosas y oscuras avisan tempestad, oigo ruidos, gritos, llantos; las voces insisten en perturbarme, las lágrimas son fieles a cada instante, lentamente la opresión llega, mi corazón se altera frente al abismo, intento enfrentar con fortaleza las adversidades, pero el…