Diario de una perversión


Pierm

Mientras escucho de fondo a Nina Simone intento relajarme, mis manos escapan libertinas hasta mis escondidos secretos, la imaginación humedeció mi cuerpo y en un abrir y cerrar de ojos me encontré recordándote una vez más, tal vez al imaginarme tu boca queriendo secar mis húmedos rincones, o el deseo de querer que estés dentro de mí desató mi aspecto salvaje. Ansiando que de una vez por todas llegue nuestra próxima clase y poder dejar de ser la nerviosa para convertirme en la felina esperando por ti, el que desata mis instintos más bajos.

 JenHathor

One response to “Diario de una perversión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s