Leo, como los caracoles.


Se ha alejado de mí un gran poeta,  y aunque él no lo crea, me hace falta, me hacen falta sus comentarios, su poesía, sus pensamientos… Aunque él piense que es un fantasma en mi corazón, quiero que sepa que siempre está presente en mis escritos, porque me enseñó que tenemos miedo a mostrarnos realmente…