Confesión a un “Amigo”


1522019_509580455853063_5504167204812541760_n

Por no tener un punto de referencia, soy como soy contigo. Tú me permites ser simplemente YO, permites cierta libertad ante tanto demonio que me aqueja… Y sé perfectamente que eres de esos que no se “enamoran” pues ya, yo sí me enamoro fácil… (Especialmente de los que me regalan letras) Y CON ESO NO QUIERO DECIR QUE ME ENAMORARÉ DE TI, O QUE YA LO ESTOY…
Sé que soy una romántica empedernida, pero desde el inicio sabía cómo eran las cosas contigo, y el día que te mire y una veta de amor se me escape, ese día tendré la valentía de decirte adiós si es que tú lo deseas.
¿Qué sé yo? 
¡No hay nada escrito! pero no aspiro a tener un tipo de relación diferente a la que ya tenemos. ¿Para qué complicarlos la vida? ¿Para qué que empieces a celarme, digo… A marcar territorio? Si hay algo que consideres inapropiado en mi forma de actuar sólo házmelo saber. Y con esto no quiero que pienses que te veo como un “ogro” por hacerme saber lo que piensas sobre “nosotros” es mejor hablar las cosas, aunque yo no comparta lo que pienso en voz alta y me valga de estos medios para comunicarme contigo.  
Soy de las que intentan encontrar las palabras correctas para no causar malentendidos. Y sí, es cierto por ti he hecho cosas que con nadie había hecho, pero no me siento mal por ello.
Si algún día no estás, obvio extrañaré cosas de ti; pero sé perfectamente vivir con el recuerdo de alguien sin torturarme.  Cuando digo que me confundes es porque no sé cómo “portarme” cuando estoy contigo y más con lo que me dijiste hoy… Sólo me dejo llevar. (¿Te conté que pienso con la amígdala?) ¡Vale! Si escribo más creerás que es una carta de despedida. Bonita noche señor Grey.

JenHathor

Y recuerda que:
Cuando  uno se enamora las cuadrillas
del tiempo hacen escala en el olvido
la desdicha se llena de milagros
el miedo se convierte en osadía
y la muerte no sale de su cueva
enamorarse es un presagio gratis
una ventana abierta al árbol nuevo
una proeza de los sentimientos
una bonanza casi insoportable
y un ejercicio contra el infortunio
por el contrario desenamorarse
es ver el cuerpo como es y no
como la otra mirada lo inventaba
es regresar más pobre al viejo enigma
y dar con la tristeza en el espejo.

 

Benedetti 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s