Para el enamorado de Benedetti.


De nuevo estoy aquí, frente al computador intentando encontrar las palabras que siempre he querido decirte, lo hice muchas veces pero jamás tuve el coraje de guardar mis desahogos.  Ansío que me estés leyendo en este momento, para que entiendas que calla y se ausenta el que de verdad quiere.  Confieso que gracias a ti…