Un día más.


Una empieza a comprender que se jodió la cosa cuando cambia sus poemas matutinos por el periódico de economía, sus novelas por autobiografías de cientos de páginas.

Cuando despiertas cada mañana y lo primero que haces es revisar tu agenda, sí, otro ensayo, repaso los indicadores y todo apunta a que de nuevo escribiré lo fatalista que es la opción de ver el mundo desde esta asignatura, la gente se convierte en un número más, veo a mi alrededor y el libro de la biografía que releo y releo sin entender un párrafo, está caído en el suelo. (Anoche no avancé nada, ¡pienso!)

Poco a poco me entero que he perdido mi capacidad de emocionarme ante los hechos de las personas, cada vez estoy más misántropa y no soporto la compañía de alguien. Miro la escena de leer el periódico en descanso (El único espacio libre que tengo) Tan aburrida e intelectual pensarán algunos, pero realmente estoy pensando a qué hora se me dio por estudiar esto.

¡Genial! Después de leer el periódico, tengo clase de francés (¡No puede ser!) Ni lo uno, ni lo otro… Desearía poder tener el tiempo para seguir leyendo al libro de Moccia que dejé empezado, poder seguir siendo la de antes, la que leía poemas mirando al cielo, la que veía películas sin descanso.

Después de todo empiezo comprender que tengo vía libre al infierno cuando busco números donde no los hay…Cuando he decidido de ser yo, por otra más del montón.

JenHathor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s