Apetecible soledad


Después de tantos “pecados” cometidos con usted ¿Cree que no he de conocerle lo suficiente? después de tantos días repartiendo besos y caricias le he notado la mirada un poco cansada, observando un horizonte no existente, le veo el corazón sediento, casi inerte, pero un cuerpo fascinado hasta el límite. ¿Cree acaso que puedo pasar…