Mis pensamientos más rápidos que mi prudencia.


Van pasando los días, y mis pensamientos CABALGAN más rápido que mi prudencia.

Hemos sido cómplices de conversaciones íntimas que quizás jamás contemos,

la confianza es suficiente pienso, anhelo tenerte piel con piel, 

turbado intentando mantener el dominio, deseo sentir el pálpito,

tu ardor sucumbiendo en mis deseos.

Deseo vernos entregados en un ardiente juego, de besos y caricias. 

Tus labios, llenos de vida y cachondez… (Les extraño en esta noche fría) 

Anhelo poder tener mis manos insaciables sobre ese camino sinuoso,

que siempre se muestra generoso ante el estímulo, 

quiero poder recorrerte a besos mientras noto poco a poco

tus impulsos sensibles que me matan y te matan.

La incontrolable ansiedad me ordena seguir con la conquista de tu cuerpo.

(Espero algún día hacerlo) 

Tu pequeña Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s