Maquillar


Algún tiempo odié ese verbo, porque por un tiempo representó para mí la manía de “arreglar” algo que ya estaba “acicalado” “compuesto” como era un bello rostro, hasta el día que me dijeron que yo era una maquilladora profesional, porque era de esas que maquillaba la melancolía con soledad, los malos momentos con sonrisas, la…