Gomitas rojas


te deo

Cualquier mortal pensaría que estaba enamorado, pero lo cierto es que él es de esos que inventan excusas para citar al “Bardo de Avon” o a muchos de sus escritores favoritos. 

Vaya una a saber si otros lo sabían, pero me gustaba hacerme a la idea de que sólo era yo.

Y no pretendía  ser de alguna manera “exclusiva” sino porque gracias a él conocí mi poema favorito, y muchas de las frases que compartimos aún las recuerdo.

Él es de esos que piensan que los besos de un hombre con el infierno dentro saben a gomitas rojas; vaya una a saber qué quería decir eso, pero, empezó a dejar los demonios a un lado.

Un día me salió con el cuento de que nadie le había escrito algo, y que ojalá él tuviera a alguien como yo, que escribía lindas letras, vaya decepción la que me llevé y no por él, sino por las chicas que no habían tenido la valentía de hacerlo. 

No hablamos mucho, pero cuando lo hacemos me llena de ideas catastrofistas, y él de alguna manera me recuerda a Caicedo (Mi escritor favorito) porque es de esos que se sienten a gusto en el horror.

Por ahí siguió, llenando al mundo de sus ideas, leyéndome de vez en cuando. (Cosa que apreciaba mucho)

JenHathor

3 respuestas a “Gomitas rojas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s