Segundo día sin ti.


El insomnio de ayer fue fatal, hoy me siento un poco aliviada, pues entendí que pase lo que pase, nada va a cambiar, y es que me pregunto. ¿Quién demonios me creo para demandar de la amistad algo más complicado? No espero la cortesía de una reacción emocional honesta, pero quizás tampoco un montón de…