Ella y él.


poe

Ella extraña el “ser”, extraña la manera en la que él le ayudaba con sus manos para que no le ardiera tantico, la forma en  que se ponía encima de ella, le miraba intensamente con su sonrisa  follable, y empezaba a marcar el ritmo, mientras que con su respiración agitada y en susurro le decía – “te extrañé” –

A él le gusta ser el pirómano de su lujuria, y también le extraña, extraña a la perversa, a la de inocentes insinuaciones, extraña hacerla gemir de placer. Porque cuando sus cuerpos se rozaban, se convertían en sólo uno.

Ella extraña leerle desnuda porque sentía la forma en que él la devoraba con su mirada, se sentía deseada. Extraña hacer y escribir cosas para calentarle, extraña el que beba de su cáliz,  y siempre estuvo convencida de que nunca se sintió profanada, aunque a él le gustara ser un rudo en la cama.

Extraña contar las horas que faltaban para verle, y en el momento de hacerlo sentir que seguían siendo cómplices, “Magia” le llama ella. Extraña pues el sentirse humana y el de soñar que su cuerpo junto al de él es POESÍA.

Ahora se acuesta en las noches añorando estar en sus pensamientos, porque no lo veía como un final sino como un hasta luego.

AnaHat

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s