Un libro


Los libros que he dejado a mi paso, leídos, sin leer y a medias, eres de esos con tan bonita portada que una se cuestiona sus propias certezas,  y he de confesar, que aunque quería leerte, siempre tuve miedo,  quizás tal vez el pensar que no poseía la valentía para hacerlo,  o el incierto de…