Cómplice.


5

17 de abril de 2015

La vida me ha enseñado a callar cuando tengo rabia, porque con rabia se dicen cosas de las cuales se pueden arrepentir. 

Tú tienes la habilidad de desestabilizarme con las cosas que dices, de herirme, incluso con las cosas que obvias, y me duele porque siento que todas las cosas que hago para estar bien contigo son nulas. Por eso siempre intento no materializarte en frases sueltas, y espero que tú también lo hagas. 
 
Te escribo esto, no con rabia, pero sí con lágrimas derramadas por tu culpa, y no lo digo para hacerte sentir mal, sino para que algún día aprendas que la ira sólo nos cega.
En ningún momento dije tal cosa,  incluso siempre en mis correos te dije que me gusta la persona que soy contigo. Pero claro, tantas palabras bonitas son borradas por un par que lees sin contexto. Pero bueno aquí siempre soy yo la que te hace quedar como un bobo. (Palabras tuyas) y te pido perdón por siempre hacerlo.
 
Quizás  después sólo me recuerdes por las cosas malas, y ojalá yo pudiera hacer lo mismo, pero no existen tales cosas para mí, excepto cuando te enfureces y dices cuanta letra se te cruce por el camino. Pero eso me ha enseñado a quererte (No lo digo en el término que me muero si no estás a mi lado) porque eres humano, y como tal te comportas. Si no en el sentido que ojalá te vieras con mis ojos, para que así comprendieras lo hermosa persona que veo. 
 
 Pero a veces pienso que en realidad solo estorbo, porque cada cosa que digo te molesta. Por eso no te escribo aunque quiera hacerlo, siempre te he dicho que puedes contar conmigo, y ojalá sea lo que te pase no te joda más la vida porque estás siendo un  capullo conmigo y ojalá no lo seas con nadie más.
 
Quiero agradecer.
Aquellos consejos que nunca puse en práctica,
los momentos convertidos en fotos,
la paciencia y abrazos repartidos por doquier.
 
Te pido perdón
por llorar en tu presencia,
por hablar sin medirme,
por los disgustos generados con mis acciones;
por callar en los momentos menos indicados,
Pero más que todo te lo pido por que siempre que muevo estos dedos te ofendo.
Nunca dudes que siempre te recordaré porque forjaste en mí a una persona que amo ser. 
Pero que por tu ausencia, intento buscar un equilibrio. 
No eliminándola si no sabiendo vivir con ella sin que opaque a la persona que creo ser. 
 
Que tengas una hermosa vida, y nunca olvides que siempre deseo que encuentres lo que buscas, y que cuando encuentres tal cosa, sepas reconocerla. 
Con cariño y aprecio 
JenHathor

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s