Recordar


Ahí, se dio cuenta de que en sus ojos fue suya desde el momento en que sus universos coincidieron,en su mente fue suya, cuando le vio sonreír, en su cabeza fue suya el día que probó sus labios incendiarios, y en su corazón fue suya cuando se entregaron sin reclamos. JenHathor

Borrando historias


Creo que mi mayor error fue recitar poemas a tus oídos distraídos. Ahora, a la luz de la luna lo entiendo.  El tiempo prolongó con excusas todo lo que pasó, y sí, sé que la culpa es mía, por estar en un lugar donde no era grata mi presencia. Tuve mil maneras de decir lo que…