Las cosas que adoro.


Porque adoro la forma en que te comportas conmigo, a veces tan noble, otras tan salvaje. Adoro el cómo te bajas antes y me brindas la mano al bajarme del bus. Tus regaños de que cargue saco cuando estoy resfriada. Adoro que me consultes cosas porque aseguras con firmeza  que tengo un criterio neutro.  Cuando…