Alias mi “Horizonte”


Para: Jonathan Paúl A. T.

Cada vez que le leo es como sentir que le odio y le quiero al mismo tiempo, es decir, sus letras; como decía GABO,  a veces me parece tan  “ansioso de soledad, tan  mordido por un virulento rencor contra el mundo” y otras tantas me parece tan ávido de compañía, y no precisamente de la mía. 

Con sus letras ha logrado estallarme la cabeza, incluso al punto de estar de acuerdo con él, pero luego leyéndole bien, me doy cuenta que su puto carácter es el que se ve presente, está tan fuera y tan dentro del sistema que fastidia. 

Decir que me gusta todo lo que escribe, sería mentir, al igual que decir que le odio, porque me atrae tanto, que quisiera que no fuera así.

Tal vez nunca lea esto, – ¿A quién vamos a engañar? el “Tal vez” sobra, y si lo leyera, seguro le odiaría. Su narcisismo puro, va en aumento y yo soy solo una seguidora de su talento, incluso, haciendo memoria, no sé desde cuándo está presente esa manía.

He imaginado verle desde el otro lado del bar, seguro su mirada furtiva viajaría por los cuerpos de algunas bellezas que allí asistan, detallándolas, queriéndolas tatuar en su memoria, hasta que alguna le pueda brindar una noche fugaz llena de orgasmos, o de rabia, con ese genio que se manda, seguro la chica no aguantaría más de dos minutos, pero si conoce al encantador, ahí si hay vía libre al infierno, hasta que le saque de quicio y quiera matarle. -Yo le ayudaría en tal azaña-

 ¿A quién vamos a engañar? Le quiero tanto que molesta, me incapacita para cualquier trabajo, se intercala en las frases de los libros que leo, me ha dado por llamarle mi horizonte,  ésa línea que divide al cielo de la tierra,  tan ángel como demonio sería un cliché, pero es cierto, es tan paraíso como infierno.

Mi aplomada costumbre de callarme o no hacer saber mi opinión de algunas cosas esta vez se ve afectada, porque camino a ciegas, no sé lo que piense, ni cómo va a reaccionar ante un halago, cosa que ni lo es, ya dije que le odio. Le odio por atarme a sus letras, por estar tan de acuerdo con ellas, le odio por hacerme ver que soy más que una misántropa.

Le odio por mostrarme cosas de la vida que creía inexistentes, es como tan mi polo a tierra, que molesta, le odio por enseñarme que vivir en libertad sería una meta, odio su carácter firme, odio que no disfrace las palabras, y diga todo sin anestesia, odio su puto genio, el mío cuando le leo.  

Todas esas cosas que odio, también las quiero, porque me hacen entender que hay que respetar las diferencias y amar las coincidencias. 

JenHathor

Un pensamiento en “Alias mi “Horizonte”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s