Estoy aquí de nuevo, pensando en él. He leído otro poema que me recordó su rostro, siempre pienso al igual que Shakespeare que no le puedo elogiar con modestia, cuando él es de mí la mejor parte. Mis miradas con detenimiento me hacen quererle con insolencia, con curiosidad; mi inspección, sólo es un signo de…