26-08-2016


Hoy, en la clase de economía, el profesor entre otras cosas, hablaba de como los gustos y las preferencias eran un determinante de la demanda;  luego de una historia que contó llegó a la conclusión de que las cosas son  más fáciles para quiénes se adaptan. Máxime en un país como Colombia, y ni qué hablar de la ciudad en que vivo (Cartago) en un mundo de transformación, no me queda más que la leve esperanza, de que los humanos se adapten a ser más misericordes con los animales.

Y a quién vamos a engañar, quizás esa “premisa” nunca se cumpla, pero siempre está en mis manos elegir. Decía Kundera “El verdadero examen moral de la humanidad consiste en su actitud ante los animales. Y en este sentido los hombres han sufrido una derrota tan fundamental que todas las demás derrotas provienen de ahí”.
 Soy un ser que se adapta fácilmente, pero mella un poco que pudiendo elegir, coma animalitos todo el tiempo. ¡Hombre! que no intento impulsar una revolución vegana, hasta ahora sólo soy vegetalívora, pero que guardo la ilusión de que la demanda de animales muertos en los platos disminuya. 

P.D. Recomendado el restaurante vegetariano Mayapurita.

JenHathor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s