30 de julio de 2018


No es un secreto que me siento bien en la melancolía, en ocasiones  me canso de que las personas busquen la perfección, se tiene el camino tan bien trazado que molesta.

He despertado en penumbras nuevamente, el miedo me ha tocado, con muy poco tacto a mi parecer, he asumido que quiere que despierte, que me diga ¡estoy aquí! me he martirizado pensando en tantas posibilidades, descendiendo en una espiral sin fondo a la perdición,  metaforizado este sentimiento en una búsqueda de la marginalidad. Marginalidad en la que me siento a gusto, como si esta fuese parte de mi naturaleza humana. Como si estar triste fuese necesario, hasta el punto de caer en mundos corrompidos.

Despierto y pienso: Algunas veces nos pasamos los días martirizándonos por cosas que sucedieron, que no debieron pasar, o que quizás sí, y qué más da, la vida, es la vida.

 

                                                                                                                                    JenHathor

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s